martes, 21 de noviembre de 2017

Habitantes

"Porque eres un cielo lleno de estrellas, y yo quiero entregarte mi corazón" -Coldplay


"..y en mundos más allá  o en mundos venideros 

nos echaremos de menos o envejeceremos a la vez " - Bunbury



     Es mitad del otoño y un viento gélido atraviesa mis mejillas. Un escalofrío recorre mi cuerpo hasta los huesos; de inmediato volteo a ver mis manos que por lo regular están congeladas, pero está vez, me sorprende  un roce cálido haciéndoles compañía. Levanto la mirada y me encuentro con un rostro gentil, un poco absorto y distraído. Te observo con sutileza, y trato de grabar cada detalle de tus gestos en la memoria. Pareces un niño, estás emocionado porque el bar donde pasaremos el rato está cerca de un portal. Sonríes, y no puedo evitar robarte un beso. Tratas de darme calor con tus manos, el mesero toma la orden y en el fondo se escucha un poco de jazz, seguido de una variedad de ritmos y artistas callejeros, fuimos desde José José hasta Zoe y creo que hasta algo de los Ángeles Negros.  El lugar no es nada espectacular, la comida tampoco. El barrio no es un 5 estrellas, pero tiene ese algo, un aire a cotidiano que nos ha cautivado. Quizás fueron los grafittis o el ponche de 10 pesos,  pero hemos prometido regresar más de alguna vez por uno de esos pulques diluidos, y sobretodo a aquella tienda de los tesoros que hemos descubierto sin quererlo. El día casi termina y yo quisiera detener al tiempo, mientras lo veo morir entre tus brazos. Nuestras miradas se dicen todo, tus besos fugitivos encuentran la libertad entre mis labios y tus manos sin prisa me prodigan su ternura. Hay un destello de luz en tu mirada que me atrapa. En un instante fugaz el alma se me escapa; cierro los ojos y me invade la calma, nunca antes me había sentido así. Tus brazos son mi hogar y mi amor es tu huésped, tu piel me habita, puedo sentir tu aliento y alcanzamos la perfecta sincronía. ¿Entonces de eso se trata? .. Estoy feliz, me siento plena y tranquila...Me siento en casa.








martes, 11 de abril de 2017

Second thoughts

"Dedicarte un sueño, cerrar los ojos y sentir oscuridad inmensa..." -Héroes del Silencio

Eres como el espejismo de un oasis en el desierto ¿y yo? estoy tan llena de sed.
Cada vez que me acerco a tocar el caudal de tus recovecos te alejas de mi y caigo en la incertidumbre del naufragio.
Y es que a tu lado no hay rosa de los vientos, brújula ni gps que diga cual es el camino. Estoy en el limbo. Ese lugar etéreo e indefinido.
Es como si hubieses metido mi corazón a la caja de Schrodinger y y ni siquiera tú sabes qué hallarás cuando abras la compuerta.

lunes, 14 de marzo de 2016

La duda

"Pensamos demasiado, sentimos muy poco" - Chaplin

La peor tragedia del amor es el homenaje a lo inconcluso. La interrogante exangüe y suicida que perece ante lo inevitable de la vida: las circunstancias. Y es que no es lo mismo hacer frente a la derrota de una batalla bien librada que vivir en la penumbra de una tregua sin gloria y sin pena, llena de las dudas de lo que jamás existió.

Por las noches las líneas difusas de los infinitos posibles universos se cruzan entre sí, pero ninguno será el presente y mucho menos el futuro ¿cómo podría serlo? Si cuando despiertas;  miras de reojo cómo la luz de la ventana ilumina tus manos, por las que  el tiempo se ha esfumado. 

lunes, 30 de marzo de 2015

Avalúo inadecuado


  1. “El erotismo es una de las bases del conocimiento de uno mismo, tan indispensable como la poesía”. Anaïs Nin, escritora estadounidense.

  2. "El pudor es una quimera, único resultado de las costumbres y de la educación. Es lo que se dice, un hábito" - Sade

El sexo no debería tener un valor monetario, y si lo tuviera habría de ser tan caro que nadie pudiera comprarlo.  Porque al hacer del sexo algo tan comercial, lo vuelven vulgar y mundano. Sólo alguien que no sabe realmente lo que es, podría pensar en él como algo sucio, algo tan fácil, tan asequible, tan de todo el mundo ...

Un paréntesis luminoso

"Estoy seguro de que la cumbre es un breve segundo, un destello instantáneo, y no hay derecho a prórrogas" - Benedetti

"Yo, nada menos que yo, terminé por rezar <<que dure>>" -Benedetti


No quería terminar de leer esa obra de Benedetti, por esa especie de homenaje perpetuo a lo inconcluso que suelo hacer con aquello que tanto me gusta.

Tal vez porque en el fondo sabía que no podía ser un buen final; Benedetti siempre ha sido tan realista en cuestiones del amor, y nadie puede ser tan feliz en la vida real.

Al final decidí terminarlo, es tan buena su escritura que valía la pena la decepción a la que ya me había predispuesto, sabía que iba acabar mal, pero no imagine a que grado, aún así es una obra maestra. 

En sentido metafórico el final del amor siempre es una tragedia equiparada a ese final del libro. ¿Quien no ha sentido tal desdicha ? 

Después de todo, lo único que me consuela es saber que para sentirte tan desgraciado después de semejante pérdida, es indispensable haber vivido el amor, amar y sentirte amado, vivir toda la experiencia. Por eso es tan sublime la metáfora; porque igual que el libro de Benedetti, el amor vale la pena.

miércoles, 27 de marzo de 2013

Rebirth of the Wolf

"Así pues, una cicatriz es una alteración permanente de la apariencia dérmica consecutiva al daño, después de curarse una herida.."

...Que si cerrás una puerta y abrís una ventana,
Que si el sol sale cada mañana, impávido
ante el llanto roto de la noche,
y si acaso te servis de los menjurges de la abuela
que no funcionan cuando tenés el alma rota,
y te descubres a ti mismo cogiendo pedacitos
en  los rincones ocultos de la ausencia.

¿Para qué abris esa ventana? ¿Para qué dejar correr el aire por un filtro?
Mejor derribad todas las puertas, y dejad la herida expuesta,
que se ventilen los fantasmas y  desaten las tormentas.
Desgarrate la piel hasta los huesos,
permitidle a los necrofágos  regocijarsee con la sangre caliente,
desbordante de furia, no contengas la violencia que arde en ti.

Morir es la única forma de salvarte
y cuando vuelvan hacia ti las miradas insolentes,
El dolor tendrá miedo a tu nueva alma impia,
donde no habrá ni un resquicio del rencor.

martes, 19 de febrero de 2013

El misterio del tiempo

¿Qué quieres de mi ? 
Creo que gastamos mucho tiempo pensando, buscando... Siempre estamos buscando algo o a alguien, dejando atrás cosas y huyendo de otras.  Siempre con el tiempo encima, recordándonos su tránsito: breve, aletargado, impasible, escurridizo, como una gotera del grifo o la corriente de una desembocadura en el mar. Aveces pienso que hay una especie de agujero negro que habita en los rincones, vigilando, aguardando el momento preciso en que te descuides para robar un trozo del valioso tiempo. Cuando menos te das cuenta ¡puf! Se fue un día completo, un mes o tal vez varios años sin saber a dónde ni por qué. Al final sólo te quedan los recuerdos guardados en una caja de zapatos en algún rincón del closet.
Así pasa la vida, y un día de pronto te encuentras preguntándote si realmente vale la pena. Si eres afortunado puedes reivindicarte y comenzar a disfrutar cada instante, saborearlo como si fuera un pedacito de cielo. ¿El cielo?¡ Claro que existe! Sólo que aún no has mirado dentro de tu corazón. Cuando lo descubras sabrás que todo el tiempo estuvo ahí, latiendo dentro, esperando por ti y entonces no necesitarás que te digan cuantos meses de vida te restan para empezar a dar a las cosas su justa dimensión. 
Dicen que aceptamos el amor que creemos merecer, y cuando sabes que te queda poco tiempo, es mejor elegir con cuidado.  Por eso la pregunta ¿Qué quieres de mi? Es importante saberlo, para determinar cuánto tiempo necesito invertir para darte lo que quieres y decidir si estoy dispuesta a gastar todo ese tiempo contigo.